Es el momento en el que reflexiono sobre mi tesis, una reunión obligada en la que señalo tanto los avances como los pasos futuros a dar. Son un punto intermedio entre el director de tesis y el trabajo individual. En algunos casos la figura del director de tesis no está tan presente como nos gustaría, por eso es tan importante contar con alguien que nos aconseje y nos guíe durante el proceso de trabajo y podernos así encarrilar en la buena dirección. Muchos llevamos dentro el demonio de la procrastinación, pero he aprendido que mediante el trabajo continuo y la consecución de objetivos aquel va desapareciendo. Lo recomendaría para muchos perfiles; para quien ha abandonado la tesis y la quiere retomar; para quien la comienza; o para quien tiene necesidad de investigar en general y necesita de ayuda.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *